Reducción del dolor, más energía, mejor sueño … ¡Estos son solo algunos de los beneficios citados por las personas que sufren de fibromialgia después de las sesiones de sofrología!

La tensión empeora el dolor

De hecho, cuando estamos tensos nos enfocamos aún más en lo que está mal. Los ejercicios de relajación dinámica (adaptado a las limitaciones de cada persona) le permitirá relajarse física y mentalmente. A partir de la tercera sesión, los resultados son claros. Especialmente, si los ejercicios se practican diariamente fuera de las sesiones en el sofrólogo, porque esto permite mantener el estado de relajación y estar menos privado en caso de estrés significativo.

Visualiza la disminución del dolor

La sofrología también actúa sobre el dolor en sí mismo, a través de técnicas que desvían la atención. Un ejemplo, el sofrólogo puede ofrecerle visualizar el dolor: su forma (puntiaguda, picante …), su color (rojo, púrpura, negro …), su material (hierro, alambre de púas …). Luego le sugerirá que modifique este dolor: si fuera agudo, se redondearía. Si era rojo, se vuelve rosa. Si fue hecho de hierro, se convierte en terciopelo.

Recuperar el movimiento

A veces las personas con fibromialgia tener un cuerpo congelado Los movimientos suaves realizados en sofrología permiten redescubrir el movimiento, devolver al paciente a una dinámica positiva, restaurar la energía y la vitalidad.

Sofrología No reemplaza el tratamiento médico, pero puede ser un excelente acompañamiento que permite a la persona que sufre encontrar una mayor autonomía en su cuidado.

Las personas que han tenido sesiones de sofrología informan un mayor bienestar general, un mejor sueño, menos fatiga y una reducción significativa del dolor.

Y tú, ¿alguna vez has practicado la sofrología como parte de la manejo del dolor ? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios o en nuestra página de Facebook!