Durante las sesiones individuales, escucho cuánto en las relaciones dentro de la pareja, es importante, antes de ser bueno con el otro, estar bien consigo mismo …
Estar disponible para otros requiere la capacidad de adquirir la capacidad de definir el espacio interior de uno y poder deshacerse de las molestias diarias, profesionales o familiares.
De su capacidad de escucharse a sí mismo y de aceptarse a sí mismo en sus sentimientos, de reconocerse a sí mismo en sus sentimientos, sigue la capacidad de escuchar a los demás y comunicarse.
Tenso, estresado, no podemos imaginar esta disponibilidad, esta apertura.
Cansado tampoco. Dándose espacios, los tiempos de recuperación son fundamentales.
El aprendizaje de la relajación física conduce a la desconexión con reflexiones mentales perjudiciales para una presencia real para el otro, ya sea físico o mental.
Luego viene el aspecto más íntimo de la conciencia del diagrama del cuerpo. La armonía dentro de una pareja resuena a través de una armonía lograda en las relaciones físicas íntimas. El hecho de conocerse a sí mismo a través de su cuerpo y sus sensaciones corporales contribuye a una experiencia agradable de ellos.
Saber escucharse en las sensaciones corporales también le permite a uno escucharse en intimidad con su pareja.
La armonía en este asunto también se debe a dejar ir por un lado, y la presencia, presencia presente por el otro lado.
la terapia de relajación contribuye a esta (re) conquista de la capacidad de vivir en el momento presente, sin contaminación de elementos pasados ​​y sin contaminación de proyecciones futuras.
Esta inversión del momento logra un verdadero abandono. Invertir en el momento presente virgen con elementos perturbadores del pasado o de un futuro hipotético conduce a una comprensión diferente de las situaciones de la vida cotidiana de la pareja. Mundanos, se pueden adornar con otros colores. Nuevos que se redescubren todos los días.
Desaprende a asumir que serán las actitudes y reacciones del otro. Este otro que comparte nuestra vida, a quien hemos elegido, siempre está presente como lo amamos. No encerrarlo en una mirada connotada es tanto una señal de amor como la promesa de hacer que cada día presente el surgimiento de lo que nos gustó, atrajo, vibró en el otro hasta el punto de compartir su vida. con el o con ella.
La práctica de la sofrología gradualmente te permite aprender a ver las cosas de manera diferente. No cubriéndolos artificialmente con un velo de positividad sino devolviéndoles su tamaño correcto, de manera objetiva.
Este aumento, la distancia está ahorrando en la relación de pareja. Si el otro cambia, nosotros cambiamos también … Si cambiamos, el otro también cambia … Hay una interactividad alterna y sin impermeabilidad en las relaciones de pareja. Podemos actuar sobre nosotros mismos …
La autoaceptación, el auto reconocimiento, en su multidimensionalidad, sus sombras y su luz, nos hacen progresar hacia un apaciguamiento y una plenitud interior que, al fortalecernos, ya no somete los actos del otro a prisma distorsionante de nuestra mirada.
Es un camino de libertad que nos damos y que ofrecemos a los demás para que tengan sus propios sentimientos.
Es como si ahora supiéramos que cualquier palabra u otro acto del otro no se habla contra nosotros sino que se reduce a lo que él / ella es; a saber, la expresión de un sentimiento individual del que posiblemente podamos ser el sujeto.

Autor: Anabelle PALLOIX-BESTION, Sofróloga