Quiere ser zen y positivo? ¡La sofrología es para ti! ¡Inspirado en el yoga, te ayuda a transformar tus pensamientos oscuros en pensamientos positivos! ¡Aquí hay dos ejercicios para practicar en cualquier momento todos los días!

Respirar para concentrarse
Comencemos con un ejercicio simple, fácil de hacer nuevamente y que ayude con la concentración. Este ejercicio se puede hacer sentado o de pie, con los ojos cerrados.
Fija tu atención en tu respiración. Tómese el tiempo para escucharlo, siga los movimientos respiratorios de su abdomen. Si tienes pensamientos corriendo por tu mente, no prestes atención. Manténgase enfocado en el movimiento ondulatorio de su respiración y gradualmente se dará cuenta de lo que está sucediendo en su cuerpo.
Puede tomar hasta treinta respiraciones para desconectarse de su entorno. Te reenfocarás en tu cuerpo. Probar antes de una reunión importante. Verás que calma las ansiedades.

Estiramiento para relajarse
Este segundo ejercicio de sofrología relajará tus músculos y liberará tensión. Siéntate cómodamente en una silla. Una vez bien sentado, inhala por la nariz. Al mismo tiempo, estira los brazos hacia arriba y estira las piernas levantando los talones. Bloquee la respiración por unos segundos.
Luego suelte suavemente, exhalando por la nariz. Este ejercicio ayuda a relajar el cuerpo y calmar la tensión.
Puedes repetir este movimiento 3 veces para hacer desaparecer las tensiones.

Si después de eso tienes ganas de bostezar, si tus ojos están llorosos … Es una buena señal, ¡la relajación ha llegado!